miércoles, 7 de enero de 2009

Todos queremos la paz

Por supuesto, queremos la paz. Todos la queremos. (ok no contemos a los traficantes de armas) Pero la gran mayoría queremos la paz. No solo la gente que tiene su blog, y no solo la paz en Gaza. Acá en Perú también tenemos muchos problemas que no nos dejan en paz.

Y en el mundo hay muchas más guerras y matanzas por todos lados, siempre han existido, una vez Luis Eduardo García, profesor de la universidad donde estudio nos dijo en clase de realidad internacional que desde los inicios de la civilización, (5 mil años atrás los egipcios y más allá) El hombre siempre ha estado en constantes guerras, el mayor tiempo de duración de paz en el mundo desde que lo civilizamos a nuestro modo culto y elevado como seres superiores que somos es de un año (12 meses) .

En fin, lo único que ha cambiado es la tecnología, que eleva la desigualdad a la máxima potencia. No debemos olvidar que esos palestinos "odian" de forma extrema a toda la cultura occidental, incluyéndonos a nosotros, pobrecitos seres humanos que nos compadecemos de sus hijos. Es decir, no dudarían en matarnos si tuvieran la oportunidad, y, por supuesto su "religión" los hace creer que "ellos" son los amados del ser supremo y los llamados a gobernar el mundo a su modo, porque nuestro modo cosmopolita y parisino está llevando el mundo al carajo.

Sé que no somos nosotros, sé que el problema es generalizado, y niños mueren o son maltratados o violados a diario y saben qué, no muy lejos de donde vivimos.

Así que nada más, solo nos queda a asistir a esta masacre de gaza entrando a youtube y a blogs generosos, también podríamos salir a la calle y tomar fotos de cómo viven nuestros niños, porque sí, ese mocoso que siempre te pide 10 céntimos para limpiar las lunas de tu carro, ese piraña que te sigue para venderte frunas y esa chibola que a partir de las 8 de la noche alquila su cuerpo a patanes sin alma, todos esos son "nuestros" niños.
.
Aquellos niños a los que bombardeamos todos los días con nuestra indiferencia.



Solo miren esto para tener una idea del odio que nos tienen los palestinos.

También debemos pensar que nos hemos esforzado mucho por merecer ese odio.

.

.

Este hígado recomienda fisgonear también:

Un banner actualizado en TV bruto.

Los dueños del copy right de la campaña bloguera: Los Increíbles e incansables Comechados

Un portal negro, negrísimo del franco-palestino Álvaro Portales

Una carlincatura en el blog de Heduardo con enlaces que de verdad importan, menos uno de un hígado que no sé qué hace por ahí.

La manifestación de Luis Eduardo García, el carnicero.

9 comentarios:

  1. Esa serie es buenísima la vi en el blog de Hildebrandt.

    Hay palestinos y hay Hamas, también hay sionistas e israelies. Los extremistas en ambos bandos son los peligrosos para la paz y prosperidad pero no la nación en sí, la gente.

    ResponderEliminar
  2. el dedo en la llaga...

    me recordaste algunas actitudes de gentita que al escuchar los testimonios de torturados y violados citados por la CVR, les parecía como si fueran de Palestina o Afganistán...
    osea bien lejos.....
    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que estemos en esta campaña. Buena la idea de los chicos de Loscomechados.com

    Saludos Aquiles.

    ResponderEliminar
  4. Así es verdemundo me descubriste, aparte del blog de Esther, el de Hildebrandt es uno de los q más me excitan.

    Troba, cuándo alimentamos el hígado con unas cuantas cuzqueñas bien heladas? (Jus invita)

    Gracias E Vargas, ya era hora q alguien se pase la voz. Solo quiero q sepas (q todos sepan) q yo me uní a esta campaña como ser humano cualquiera, porque este no es un blog, es un hígado, y yo no soy un blogger, soy solo un pata q siempre hace hígado.

    (just fucking around)

    ResponderEliminar
  5. Esto no es propio de un hígado.

    m.

    ps.-bueno, qué mierda!, que haya paz! (cómo si fuese a servir de algo, no es que no quiera la paz, pero no depende de una liga de blogueros, Kant y la paz perpetua..., que no es sino el intervalo entre guerra y guerra, la pausa que confirma la inexistencia de algo).

    ResponderEliminar
  6. Como diría el viejo Burns:

    ¡Excelente!

    ResponderEliminar
  7. como diría Torrente:
    "sin mariconadas, nada de mariconadas!"

    m.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá la campaña sirva para algo, (lo dudo) pero la esperanza es lo último que se pierde, eso dicen...

    Besos borrascosos

    ResponderEliminar
  9. Gracias Borrasca, te puedo asegurar que a mí me ha servido por lo menos para recibir tus borrascosos besos.

    enough!

    ResponderEliminar

COMENTARIOS