sábado, 27 de diciembre de 2008

Otra tonta historia navideña


Es difícil en época navideña ser un joven descreído de todo lo que tenga algún tinte religioso o político. Para empezar porque en esta época todos los seres humanos del planeta están felices (o quieren estarlo) misteriosamente felices, y a uno particularmente no le interesa sonreír para no desentonar en la foto familiar. Esto me ha traído algunos problemas en años anteriores, pero poco a poco hemos llegado a un acuerdo salomónico en mi familia: nadie se mete con las opiniones de nadie.

Mi hermano mayor es el adicto al fútbol, solo a mirarlo porque ninguno de nosotros salió para deportista. Mi hermano menor es el adicto a la música peruana subterránea, siempre lo descubro escuchando Leusemia, la Sarita, Chabelos, los Jacks entre tantos otros grupos que nunca recuerdo su nombre. Mi madre es incondicional a la buena comida, de ahí vienen sus orondas proporciones físicas. Yo soy un adicto natural de la lectura, lamento decir cada vez menos de libros y cada vez más de revistas y blogs. Pero además de ello yo recojo y hago mío lo que más me gusta de cada uno en mi familia. El resultado no es para nada desagradable (varias ex novias no pueden equivocarse). Olvidé mencionar que mi papá es el adicto al trabajo arduo y sin descanso (aquí sí comienzan los conflictos) pero también es asiduo consumidor de cerveza los fines de semana en compañía de buenos amigos (como para que el universo se mantenga en equilibrio).

Si no fuera por mi familia, estaría totalmente perdido. Es más, me aburriría muchísimo.

Sin embargo, la aproximación de la fiesta navideña siempre nos ha traído inconvenientes que con los años hemos sabido resolver satisfactoriamente y sin pelearnos ni separarnos. Gracias a dios (ja) que todos mis hermanos ya pasamos la etapa de "quiero un buen regalo en navidad o me suicido", y mis papás ya entraron en una edad de sabiduría casi zen, entonces, nos dan algún dinero en efectivo a nosotros y solo compran regalitos para los infaltables sobrinitos y ahijados.

Pero, siempre hay un pero, el problema navideño alimenticio (somos unos grandes glotones) fue muchos años un verdadero inconveniente entre nosotros, sobre todo para la billetera del patriarca (somos también unos grandes mantenidos). Por suerte, este gran problemilla también se ha solucionado satisfactoriamente. Tenemos un tío (primo de mi padre) que nos alivia cada año de esos avatares. El tío Amado. Ese es paradójicamente su nombre aunque les parezca demasiada coincidencia. Nosotros por supuesto "lo amamos".

Él nos ha bendecido desinteresadamente, nos eligió nadie sabe bien por qué pero todas las navidades nos recibe en su mesa muy cordial y afectuoso en compañía de su familia que parece disfrutar de la compañía de nuestros bendecidos estómagos. Cada 24 de diciembre llega a nuestra casa en la mañana y conversa con mi padre, "Oye primo, no te vayas a olvidar que los espero".

Mi tío Amado no sabe que nosotros nunca nos hemos podido olvidar que nos espera, más bien nos moriríamos si es que algún 24 no llegara a nuestra casa. Empezaría una gran guerra familiar que no terminaría en muchos meses. Él tiene un restaurant a unas cuadras de donde vivimos (ni pasaje tenemos que gastar, alabado sea el señor) y su especialidad es las parrillas. Así que ya se podrán imaginar la delicia de sazón que tiene para preparar un exquisito pavo enorme y un delicioso cerdo incluso de mayores proporciones.

A mi tío no le gusta verlos en su mesa solos, y siempre los acompaña con panetones, bizcochos, piqueos, jarras enormes de chocolate -como para perder el miedo a servirnos solos cuanto queramos- así como sendas botellas de champaña, vino, tinto, seco, semiseco, y algunos otros licores dependiendo de la ocasión. La cerveza tampoco se hace extrañar.

Es así como, gracias a él, mi familia y yo podemos sobrevivir cada noche buena.

Gracias tío Amado, es por ti por lo que puedo decir sin ningún tinte hipócrita cada 25 al despertarme: Feliz Navidad estómago.

10 comentarios:

  1. Elija el mejor producto audiovisual de la blogosfera 2008:

    http://libertadperiodistica.blogspot.com/2008/12/elija-los-mejores-productos.html

    ResponderEliminar
  2. Elija el mejor producto audiovisual de la blogosfera 2008:

    http://libertadperiodistica.blogspot.com/2008/12/elija-los-mejores-productos.html

    ResponderEliminar
  3. Mira hermano la flaca quería decir:
    "Ben a mi casa esta navidad"

    la razón que nos invita mi tío Amado es porque le damos suerte, si el proximo 2009 la caga no nos invita....mentira es algo así la familia Rubio- Valdez se une y deja el dinero aparte, si no vamos recuerdan sus rencillas SE CAGAN ellos no son felices y nosotros nos cagamos porque la vieja lo mejor que hace son cremas y comida vegetariana.... a veces estamos mejor con terceras personas que con familiares....

    ¿Porque no hablas de los días familiares en la playa ir en dirección a Huanchaco pero haciendo escala en Buenos Aires, Huanchaquito?

    Que nuestro tío RAMEHDA dice: que lindo es tú padre!!! llevandolos a la playa... yo llevaba a mi familia los dejaba en Huanchaco y yo me iba la Bahia Rosa (un prostibulo).

    otra de mi tío RAMEHDA, pregunté a mi primo que juega fútbol amateur ¿quién te hará debutar? y el dice: mi tio RAMEHDA

    Falto explicar porque son buenos carniceros mis tíos Rubio-Valdez...es una costumbre de familia de todos nuestros familiares que emigraron a España, Argentina y Ecuador le sacan los secretos...nada más

    ResponderEliminar
  4. pero no nos saques nuestros secretos ps. jajaja ramehda parace tio arabe, curiosamente como los llamamos a veces jajaja espíritu de crucigramista el q lo entienda ;)

    ResponderEliminar
  5. A ver cuando me invita a mí el Tío Amado, que odio la comida navideña porque se hace todos los años lo mismo y solamente para navidad.

    Encima es comida fría (porque acá nos morimos de calor) que no me da apetito.

    ResponderEliminar
  6. Divertido como siempre.
    Felices fiestas y nos leemos como siempre

    ResponderEliminar
  7. ¡Pum!
    Tras el disparo, sólo decir a su estómago que lo pase bonito...

    ResponderEliminar
  8. Gracias Amigos que entran a este blog y comentan las cosas que escribo. Sobre todo los bloggers que pasan por aquí. Pero les pediré que se den un paseo por el nuevo blog de mi hijo http://salvador-armando.blogspot.com/
    Está achoradazo y picón porque en nochebuena comió en casa de su madre.
    jojojojo

    ResponderEliminar
  9. A ver si me ayudan con esta encuesta.
    VoTa: La Mejor Cortina de Humo del 2008

    Saludos

    Nota: buen Blogs, recien lo chekeo

    ResponderEliminar

COMENTARIOS