viernes, 12 de julio de 2013

Tercer post: Desde Piura, con amor.


Hace unos días recibí esta foto por facebook, reconocí la frase de inmediato. Por supuesto, es mía. Es decir, no es que la haya patentado, la pueden encontrar en el primer testimonio de este blog Vivir con Cáncer. En aquel momento me habían diagnosticado siete meses de vida, y justo ese día el oncólogo me dijo que con quimioterapia podía vivir un par de años. Así que estaba feliz, obstinadamente feliz.  Escribí esa frase para retratar el momento que vivieron mis amigos y familiares ese día cuando llegaron a visitarme con lágrimas en los ojos y yo estaba recontra feliz.

Bueno, luego de cuatro meses de obstinada pelea por vivir recibo esta sorpresa que me alegró el día. Honestamente pensaba que era un diseño hecho en fotoshop, pero me puso de muy buen humor. Luego se contactaron conmigo algunos de los integrantes de este grupo Acción Poética Piura, para decirme que el mural existe, incluso me mandaron las pruebas del delito.





No podía creerlo. 
Pero me sentí peor cuando empecé a ver otros murales que ellos han hecho. 

"Solo nosotros sabemos estar distantemente juntos"
Por los 50 años de la publicación de Rayuela la gran novela de Julio Cortazar. Acción Poética Piura le rindió un homenaje muralizando una de sus frases.

Imagínense cómo me sentí al ver que estos jóvenes muralizan a Julio Cortázar y ahora a mí. ¿Qué hice yo para merecer esto? Me sentí peor porque yo tenía ese libro Rayuela y nunca lo leí. 

Decidí que si ese mural existe, lo menos que puedo hacer es ir a Piura y conocerlo. Espero viajar los primeros días de agosto. Nunca tuve oportunidad de conocer Piura, aunque en verdad sí la tuve, pero fue justo cuando comenzaron los problemas de mi enfermedad.

Un 14 de febrero comenzó todo. Empezó a dolerme la barriga. Yo pensaba que era por indigestión ya que el día anterior hubo un gran almuerzo familiar por el cumpleaños de mi padre. Fui a la farmacia por unas pastillas pero el dolor continuó unos días. Ya era lunes 18 y yo tenía una invitación para participar de una feria científica en Ecuador el viernes 22. Decidí ir al médico, pero antes de pasar por la consulta compré mis pasajes para viajar a Piura. 

Nunca pude viajar, cuando un amigo estudiante de medicina me vio, hizo lo posible por que me pasen directamente a emergencias. Me hicieron rayos X y me diagnosticaron Obstrucción Intestinal y cirugía urgente. 

No podía creerlo. 

Me trasladaron de emergencia al Hospital Lazarte. Estuve cuatro días allí, en observación, me hicieron muchos rayos X, muchos cirujanos venían a verme, pero no se decidían a operarme. Al segundo día me pusieron sonda en la nariz. Un día y medio estuve sentado en emergencias antes de que me den cama. Así es el seguro pues. Estaba exhausto cuando me eché. 

Por la noche me pusieron otra sonda, pero a la vejiga, sí amiguito, la metieron por mi miembro viril. Y luego cuando amaneció me dijeron que debía caminar. Tenía tres tubos conectados a mi cuerpo: el suero en el brazo, la sonda en la cara y la otra sonda abajo, con la bolsita de orina tipo anciano de 90 años. Felizmente nadie me tomó fotos ese día. 

Los boletos de viaje para Piura estaban fechados para lo noche del jueves 21. Me dieron de alta ese mismo jueves al medio día, pero en las condiciones que me encontraba no podía viajar más que a mi cama. Un mes estuve aguantando los dolores estomacales, estuve a punto de operarme en una clínica particular, me pidieron una ecografia de la cavidad abdominal. Recién esa noche descubrieron todos los tumores, todo el líquido ascítico almacenado en mi peritoneo. Y otra vez de emergencias a Lazarte, pero ahora sí de gravedad. Extrajeron cinco litros de agua de mi abdomen ese día. Quedé flaquito, casi todo ese mes me la pasé solo comiendo frutas y agua. Luego estuve unas semanas en el hospital solo con suero. Estaba muy flaco cuando me enteré que tenía cáncer. Había perdido 30 kilos en un mes y medio. Vaya dieta, ¿verdad? Felizmente en febrero andaba gordito, pesaba 90 kilos, ahora estoy pesando 61, he bajado cinco kilos en el último mes. Pero no me doy por vencido. No pienso hacerlo.

Así fue como casi empezó todo, en realidad todo empezó un año y medio atrás, pero eso lo contaré otro día. Así fue como perdí la única oportunidad de mi vida de conocer Piura y Ecuador. Al menos ahora estos jóvenes poetas me han dado la gran oportunidad de ir a Piura, y si es posible, intentaré cumplir la promesa que le hice a mi madre y llegar hasta Ayabaca a conocer al Señor Cautivo.

Así será. 

Gracias hermanos.


3 comentarios:

  1. Fuerza, y mucha, pero mucha Oración
    Dios te dará vida para seguir cumpliendo tus sueños.
    Saludos desde Lima!
    Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  2. si vas antes, te acompanio, papay. no puedo los primeros dias de agosto, pero a fines de este mes, con gusto voy a ver ese mural contigo! que dices? te animas a llevar a una necia de acompaniante? anda! di que si! no seas cobarde!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por compartir tu vida, te esperamos en PIURA

    ResponderEliminar

COMENTARIOS