jueves, 10 de diciembre de 2009

Lucky Girl


Ella es Emilie Kesch, la ganadora del concurso de blogs literarios del que me retiré a tiempo debido a mis múltiples funciones, o debiera decir defunciones, está bien, lo acepto, la palabra que busco es disfunciones. Emilie ganó, y es una lucky girl, no porque sea suertuda ni porque haya ganado los mil dólares de premio ni porque fume lucky strike (mis favoritos) la traidora fuma pall mall o algo así (unos cigarrillos que para mí no saben a nada, aunque la nada a veces nos sabe bien), ella tiene suerte por otras obvias razones. Y yo solo la miro desde lejos, compartimos el mismo espacio dos veces por semana en un insípido curso de relaciones públicas, y yo solo la miro y me río de sus idioteces y espero que algún día al fin nos sentemos a hablar de los que en verdad nos interesa, ni vino, ni mujeres ni cigarros, libros.
Emilie maldita, (por lo de charles) y ni siquiera me avisaste que también participabas, con lo que me gusta leerte.
Siempre quise tener un blog negro de poesía pero no he tenido los huevos hasta ahora, Emilie .
.
.

1 comentario:

  1. Jajajaja.

    Hey, son caribes, y saben muy bien a solo diez céntimos la unidad.

    Vamos por una botella de vino y hablemos de literatura aunque, sospecho que terminaremos divagando en cualquier orilla.

    Gracias por esto, Lucky Boy.
    Sí, definitivamente nos debemos una charla de madrugada con muchos cigarrillos de por medio (para ti Lucky, para mí, Caribe).

    Por cierto, no sabía que ibas a particiar en el concurso. Ya sabes (y lo has escrito): en un salón de clases de relaciones públicas no hay sitio para un feed back interesante.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS