jueves, 14 de febrero de 2008

El arte del no amor

Escrito por Aquiles Cabrera
Publicado en Díatreinta
Todos teorizan, discrepan, pontifican, filosofan y despotrican sobre el amor. Muy pocos se ocupan sobre lo que el amor no es o no llega a ser. Será tal vez que el género humano tiene un miedo muy profundo a encontrase cara a cara con sus límites y miserias. Los que sí hablan de este tema, se muestran ásperos y profundamente materiales, al menos los hombres. Las mujeres pareciera que siguen esperando al príncipe azul.
Amor es ese afecto desengañado que sobrevive tras un instante de baba.
Emile M Cioran


Es difícil hablar de amor cuando estás decepcionado de él. ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor? Se preguntó el siglo pasado el genial escritor y alcohólico Raymond Carver.
Lo curioso es que, aunque no lo aceptemos, todos estamos sedientos de amor, vemos películas basadas en historias de amor felices o desgraciadas, escuchamos centenares de canciones triviales que hablan de amor, sin embargo, nadie cree que se tenga que aprender algo acerca de este sentimiento.
Cuánta razón tenía el viejo Erich Fromm en su nunca desactualizado libro El Arte de Amar: “¿Es el amor un arte? En tal caso, requiere conocimiento y esfuerzo. ¿O es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno 'tropieza' si tiene suerte? (…) la actitud de que no hay nada que aprender sobre el amor, es la suposición de que el problema del amor es el de un objeto y no de una facultad. La gente cree que amar es sencillo y lo difícil encontrar un objeto apropiado para amar, o para ser amado por él.”
Es muy interesante este análisis si empiezas a recordar las veces en que has escuchado frases como: “no he tenido suerte en el amor”, “aún no encuentro a mi persona ideal”, “sigue adelante y ya verás que encontrarás a ese alguien especial”, “me gustaría conocer a mi alma gemela”. Esta lista es infinita.
También existen los flechazos, por ejemplo: estar "locos" el uno por el otro, que para algunos es una prueba de la intensidad de su amor, cuando solo muestra el grado de su soledad anterior. En todo caso, el amor no es un sentimiento fácil para nadie, sea cual fuere el grado de madurez alcanzado. Todos nuestros intentos de amar están condenados al fracaso, a menos que seamos concientes de que la satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin humildad, coraje, fe y disciplina. Si estas cualidades son raras en la cultura actual, también ha de ser rara la capacidad de amar. Son las conclusiones del autor de El miedo a la Libertad.
Podemos convenir en que la mayoría está de acuerdo con que el amor es tal vez la expresión más maravillosa del constante festejo que debería ser la vida, pero cuando hablamos del amor de pareja, la situación se vuelve insostenible, todos tienen sus propias ideas acerca de él: sacrificio, conocimiento mutuo, compartir, complementar, entregarse, confianza, incluso sufrir y solo sufrir, estos son los más lastimeros. También están los buenos machos que piensan que el amor es solo sexo, o tal vez solo un buen maquillaje del sexo, acéptenlo damas. Si piensan que los hombres somos todos unos simplones que no pensamos más que en una sola cosa, es decir: en nosotros mismos, no están muy lejos de la realidad.
Para muestra, a continuación inserto declaraciones sinceras de hombres y mujeres (los nombres me los reservo para evitar malos comentarios) sobre este siempre espinoso y excitante tema. La encuesta la hice yo a través de correo electrónico.

“No existe el mundo ideal, ergo, no existe el hombre ni la mujer ideal”


“El amor de pareja es el más estúpido que hay porque das y das y casi nunca es recíproco”



“El sexo es el complemento perfecto del amor, es más, cuando se hace con amor es más bonito. Si el sexo es rico con una puta; imagina cuanto más rico es con la mujer que amas”.


“El amor no es perfecto, no es para siempre, siempre causa sufrimiento y nos hace infelices. La vida es así”.



“Para mí es compartir, dar y recibir, el sexo es la parte más importante; si estás bien dentro de una cama, lo estás fuera de una”

“El amor es patético, cuando es correspondido es pegajoso y cuando no, es penoso”
“Es difícil lo que me peguntas, háblame de sexo, yo no soy poeta, huevón, yo vivo en el mundo real, eso pregúntaselo a una mujer”

“Las mujeres somos unas estúpidas porque esperamos a que los hombres sepan lo que no saben y no se lo decimos, e incluso nos enojamos con ellos por no adivinar lo que nosotras queremos que sepan; luego hasta se aburren de nosotras”

“Una mujer quiere siempre cariño, atención y comprensión. Las mujeres pretenden que las entiendan, desean personas detallistas que las quieran y que estén allí cuando ellas más lo necesiten. Si un hombre cumple todas esas cosas, es seguro que nunca se va deteriorar la relación”.

Esta última invocación no siempre funciona, ellas, como buenos seres humanos, también se aburren de lo perfecto.
La situación del enamoramiento puede llegar a ser patética, -si es que no estás enamorado, por supuesto- siempre te reirás del pisado de tu amigo o de la ciega de tu amiga, pero cuando te toca a ti, solo quieres aferrarte a ese cuento de hadas que tú mismo te cuentas y del que algunas veces ni siquiera eres el personaje principal, solo un antagonista necesario para completar el marketero triángulo amoroso. Pisen tierra hombres del mundo, ese cuento de hadas nunca o casi nunca se convertirá en una película erótica, salvo honrosas excepciones.
Mientras que ellas, las princesas encantadas sigan esperando a su príncipe azul, nosotros los desteñidos hombres de la vida real, los sapos con buenos sentimientos seguiremos esperando a aquellas damas dispuestas a demostrar que debajo de todo ese maquillaje también son verdaderas mujeres.

5 comentarios:

  1. Como te dije, el gran drama del amor es el conocerse. El amor de la película de Hollywood solo funciona ahí. En nuestro mundo -el real- las personas tienen virtudes y defectos que aprendemos a entender, valorar y perdonar. La dificultad del amor está precisamente en romper con el egoísmo, en sacrificar y perdonar. Lamentablemente en un mundo de "autosuficientes" los mencionados requisitos resultan extremadamente costosos. Por eso la gente solo "ama" superficialmente... y luego, como natural resultado, sufre.

    ResponderEliminar
  2. ke digno y veraddero resulta esta frase"Es dif�cil hablar de amor cuando est�s decepcionado de �l"..personalmente el amor es uan enigma ..que crei haber resuelto pero,,, la vida me lleno de bofetadas y me dijo: eso no es amor ..tan solo es la estupidez de una ilusi�n..uan bella ilusi�n.. felicidaes ..buena plima la tuya...

    ResponderEliminar
  3. Es interesante leer algo tan crudo. pero a la vez tan rea supiste reflejar lo confundidas que estamos las mujeres, pero sobre todo los hombres al pensar en el amor.
    eres muy buen escritor.
    Jaisibit Veronica
    Miami- usa

    ResponderEliminar
  4. Bueno mi querido aprendiz. aun ahora, como todo mortal soñador espero aquel prometido amor ideal, ese amor que simplemente gira nuestro mundo perfecto hasta simplemente convertirnos en ridiculos simplones, pero eso es amor verdad?
    solo te falto añadir que el amor ideal mi querido, y siempre extrañado barranquino es como un barquillo con helado, mientras mas rico... MAS RAPIDO DE ACABA... Y SIEMPRE QUEDAS CON GANAS DE MAS..!!!
    TU BROTH
    MARCOS FRANCIA B.

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo que te puedo comentar si como tu mismo dices el concepto de amor es dado por cada quien en base a sus experiencias pasadas...solo se q para mi el Amor es mas q en Sentimiento , Voluntad y Compromiso. Sigue escribiendo que lo haces bien

    ResponderEliminar

COMENTARIOS