sábado, 21 de febrero de 2009

Manual para identificar acosadores

Manual para identificar acosadores

Maritén Ugarriza Landávery


Según Mariten, los acosadores adoptan distintos perfiles, pero hay cinco muy fáciles de identificar. Cuidado con ellos. Están en todas partes, especialmente en el chat y en las universidades. Este manual incluye, en algunos casos, una forma eficaz de neutralizarlos.

"..Es que no puedo...", "Él me persigue, yo ya no lo busco", "No me deja en paz", etc, etc. Creo que cualquier mujer se identifica o al menos ha dicho alguna de estas frases tan ciertas y al mismo tiempo tan absurdas.


A mí me ha pasado (o me pasa), pero todas sabemos muy en el fondo que si pasa es porque lo permitimos y que el maldito día que nos decidamos a cortar de una vez las cosas de raíz, estas se van a ir por donde vinieron (un hueco que va al infinito y más allá).


Estos tipos de acosos (de grado menor a mayor) se dan en toda situación o circunstancia. Nunca sabemos cuándo nos puede suceder, aquí más o menos voy a explicar los estereotipos de hombres acosadores, aclaro que los acosadores no son los hinchas, son cosas diferentes, aunque estos podrían ser una especie de hinchas activos ya que toman cartas en el asunto. Actúan.

1. El acosador en la U.

Este tipo de acosador es el menos peligroso ya que posiblemente no lleva todos los cursos contigo, entonces sólo te acosa en los breaks, te baila, te canta, te trae el cuaderno, te carga el bolso, te presta papel higiénico y así como a las pilas Duracel nunca se le acaba la energía para acompañarte al lugar que tú elijas ir, así sea para que te vacunen contra la hepatitis B, o para tu examen de recuperación; en todo -todo- lo que hagas o dejes de hacer él estará ahí para servirte, para mirarte, para comprarte una empanada cuando se te caiga la plata y no tengas qué comer y para todo lo que necesites.

Para librarte de este acosador sólo tienes que conseguirte un enamorado en la U o algún otro acosador que lo sustituya.


2. El acosador cibernético.

Este acosador aunque no tenga contacto directo con la víctima es más peligroso que el de la U, ya que en un principio actúa silenciosamente para luego bombardearte cual publicidad en página web. Las primeras noticias que vas a tener de esta especie es que te agregó porque vio tu mail en un correo que le mandó su amiga o que simplemente lo copió del msn de su primo Felipe (que tampoco conoces, por cierto). Después de un par de semanas, en las cuales olvidaste que este tipo existía, por aburrimiento empiezas a ver los nicks de cada contacto y te das con la sorpresa de que tu nick dice por ejemplo: "Te quiero, pero te llevaste la flor y me dejaste el florero", y el nick de aquel jovencito que te agregó días atrás dice: "Yo te quiero aunque te lleves el florero también", pero como no estás segura que es para ti dejas que pase. Aunque ahora ya estás chequeando qué hace ese contacto desconocido en tu msn. Luego del incidente, y varios días de vigilancia después, te das cuenta de que este tipo responde a todos tus nicks y escucha las mismas canciones que tú, te habla todo el día, y aunque tú no le respondes, igual conversa contigo. Para librarte de esta molestia sólo tienes que ponerlo en “Sin admisión”.

Ojo: Tienes que tener cuidado, de ahí en adelante -ya que es probable que este acosador haya estudiado en IDAT y sea un monstruo en computación- te agregará en todos los messengers que tiene y en los de todos sus primos y tíos para saber si lo eliminaste; y luego cuando descubra la verdad de la vida, te mandará furioso un mail de “gusanito.com” para hackearte el msn y vengarse del desplante y pena de amor que le ocasionaste.


3. El acosador en la fiesta:

Es posible que a este acosador lo identifiques apenas llegues a una fiesta porque te mirará de pies a cabeza y te lanzará miradas coquetonas muchas veces seguidas. Cuando la música empiece a sonar, sus pies y hombros se van a empezar a mover (sin ritmo posiblemente, aparentando el buen bailarín que no es). Tú vas a olvidarte que este tipo existe y en algún momento en que te encuentres sola y desprevenida: ¡zas!, él vendrá y mencionará las palabras mágicas: "Amiga, quieres bailar". Como eres buena gente le vas a decir que para "la próxima", asumiendo que él entiende que eso significa que no quieres bailar. Pero, de repente, cuando termine la canción y empiece la próxima, te va a sacar a bailar de nuevo y tú, apenada, vas a tener que decirle que sí. Ese momento es el que va a marcar el resto de la fiesta porque “su cerebro” ya estará procesando que, efectivamente, sí querías bailar con él, sólo que te hacías "la difícil". Cuándo termine esa canción, tú le vas a decir que quieres ir al baño y vas a huir despavorida por el lado opuesto de la fiesta donde crees que nunca te va a encontrar; pero no sabes lo que te espera...

Unas cuantas canciones y tragos después, si el acosador te ve bailando se va a poner a tu costado y te va a hacer señas para que bailes con él; si te ve sola, te va a sacar a bailar de nuevo y así le digas que no te va decir: "Ya pues, vamos, yo sé que tu quieres" y demás cosas que soltará en su borrachera. Te cagaron la fiesta.

Para librarte de este acosador, tienes dos opciones:


1) decirle desde un primer momento que te da asco, que no quieres bailar con él porque te parece feo y no lo quieres ver en toda la fiesta (así le darías en el ego y ya ni te miraría); y

2) decirle al amigo más grande que tengas que lo amenace.


4. El vecino acosador.

Este espécimen posiblemente es el hijo de alguna antigua vecina; o si es de un barrio nuevo, será el hijo de la futura amiga de tu mamá. Este hombre vive pendiente de lo que haces: a qué hora entras a tu casa, a qué hora sales, quién entra, quién sale, quién te viene a ver, hacia qué dirección vas, tu tipo ropa, tus zapatos. Como es muy observador, se aprende mentalmente tu horario de la universidad, por lo tanto cada vez que tú salgas apurada con tus cuadernos lo verás regando las plantas, cortando el césped, paseando al perro y demás actividades que jamás haría si no fuera para tan sólo saludarte y verte 5 segundos. Lo peligroso de este hombre es que como anda tan pegado a lo que haces te espiará desde su ventana con binoculares de película -si tu cuarto da a la calle, estás fregada. Si no lo controlas desde un principio te seguirá, e incluso podrá convertirse en algo muy peligroso.

Para librarte de este tipo sólo tienes que llamar a su mamá y contarle lo que hace.



5. El exnovio acosador.

Este es el más peligroso de todos, con el que realmente se debe tener cuidado y no jugar, ya que podría tener consecuencias fatales. Se trata de un exnovio molestoso, como mosquito en el ojo, como chicle marca chancho o algo peor que eso. El hombre que después de años de relación amorosa no puede aceptar que tú (mujer superada) ya no quieres saber nada de él. Este acosador es una especie de mezcla de todos los modelos anteriores. Es posible que siempre esté pendiente de ti en la universidad y sepa con quién entras a los salones y con quién haces los trabajos grupales, qué nick pones, qué canción escuchas y qué dice la letra (si está en inglés, la traduce al toque) y de este modo sabrá si tiene que ver con ustedes dos. Quiere saber también con quién bailas en las fiestas y con quién conversas y quién es el que te invita un trago si es que te invitan. El tipo de marras está pendiente de la hora en que acostumbras salir de casa (que está siempre en su línea de mira). Si tiene carro, pasará varias veces al día por allí para ver si te encuentra de casualidad; y si te ve por la calle, te seguirá para preguntarte si quieres que te de un “jalón”.


Lo peligroso es que si la labor de este acosador prospera, no podrás tener ninguna relación nueva y, sobre todo, no podrás conocer chicos nuevos, ya que siempre estaría él para espantarlos, y además cuando realmente quieras acabar con este asunto no podrás hacerlo. Los encontroncitos de vez en cuando, los polvitos de fin de semana y etcétera, etcétera, son vicios que no se quitan ni con desintoxicación. Lo único que puedes hacer, si realmente quieres poner stop, es poner pie en polvorosa y terminar en las islas Gran Caimán donde te cambiarás de identidad, así nunca podrá localizarte.


¿Qué astuta verdad?



Volver a portada.

.

2 comentarios:

  1. Pienso que es algo exagerada, aunque en determinadas ocasiones puede ser muy cierto lo que dice, pero si el que hace esto es un acosador entonces jamás tendré chance, ni siquiera de tener novia y menos en casarme, porque para lograrlo tengo que buscar la forma de comunicarme, pero con estas declaraciones lo mejor seria no acercármeles para nada y si alguna chica se me acerca con estas tácticas, igualmente tendré que rechazarla porque seria una acosadora, por consiguiente esta se enfurecería, por que las mujeres sino soportan que sean rechazadas pues les es imposible soportar la soledad o la falta de compañía y se creen mas de lo que en realidad son, y es tanto su orgullo, y el vacio que experimentan de estar solas que soportan cualquier cantidad de atropellos, de los peores, solo por sentirse acompañadas, y por lo general escogen lo peor para acompañarse. Y si son rechazadas, toman fuertes represarías, expandiendo chismes y comentarios malucos, y no descansan hasta ver al que las rechazo en la peor de las situaciones, o simplemente buscan la forma de hacerlo matar, e igual manera se ponen en situación de victimas sin que se les halla hecho nada. Como también me disculpa si me equivoco, este comentario lo pudo escribir una persona que ve el sexo como negocio y la mejor forma de acrecentar el negocio es colocando dificultades en la comunicación entre hombres y mujeres así los pobres antojados no les queda mas remedio que malgastar su dinero en mujeres que no les van a traer ningún tipo de bendición sino de maldición, o puede ser una mujer que busca jaquear la mente de las mujeres para tener oportunidad con ellas, inculcándoles mucha desconfianza hacia los hombres, pero admito que los hombres sufren de impulsos sexuales fuertes y yo diría que demasiado, que a la ves son ridículos y vergonzosos mantienen la mente llena de aberraciones y perversidades que no tienen lógica ni ningún beneficio para ellos ni para con quien las aplican, en lo personal el sexo es el peor invento que Dios le pudo colocar al hombre. Porque coloco el sexo en primer plano porque después de la niñez cuando pasa a la adolescencia es lo que mas impulsa al hombre a acercarse a una mujer pues su impulso sexual ahoga sus sentimientos profundos su verdadera voluntad juicios y pensamientos reales, de tal forma que ni el mismo los puede comprender y después de que se mete con la que no le conviene reacciona per o ya es tarde, la cago y quedo en ridículo y como un ampón. En cuanto al verdadero amor o cariño entre hombres y mujeres ,tal vez solo se puede destacar el de padres a hijos o de hijos padres el resto es pura m… en la mayoria de los casos.

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo con el comentario de que si alguien nos acosa es porque "nosotras lo permitimos". Entonces chica, no has entendido para nada, ni conoces ningún caso de acoso real.
    Al acosador le importa un pimiento que no le cojas el teléfono durante meses aunque te haga 10 o más llamadas al día. Tú puedes ser tajante y cortar todo el contacto, pero el perfil de un acosador es un perfil con unos rasgos que no son como los que encontramos en las personas "normales" y le da lo mismo... por eso hablamos de "acosadores", sino serían simples "pesados".

    ResponderEliminar

COMENTARIOS