miércoles, 18 de marzo de 2009

Las Marcas: el origen de sus nombres (de la A a la Z)

Al fin te hiciste una Alfi



Millares de marcas han tomado nuestras mentes por asalto, nos han manipulado, han vaciado nuestros bolsillos y muchas veces no sabemos por qué les pusieron ese extraño nombrecillo. Steve Jobs, por ejemplo, le puso Apple a sus computadoras en homenaje a los Beatles (así se llamaba la casa discográfica de la banda). McIntosh, además, es una variedad de manzana en California. Budweiser se deriva de la ciudad alemana de Budweis, allí Carl Conrad descubrió el sabor de una cerveza que era fermentada dos veces lo que le daba un sabor más suave. Al establecerse en Estados Unidos patentó la fórmula y empezó a producirla. Coca-Cola, la marca más famosa de la historia, tenía a las peruanísimas hojas de coca como ingrediente principal (de ahí que se promocionara como “tónico revitalizante”). Dicho ingrediente luego fue reemplazado por la cafeína. La acción de los gringos de remojar (to dunk) una dona (donuts) en el café dio origen a Dunkin Donuts. East Bay, distrito de San Francisco, dio su nombre a Ebay, el site más famoso de subastas en internet. Fiat son las iniciales de Fabbrica italiana Automobili Torino, fundada en 1899 cuando la ciudad de Turín gozó de una gran expansión industrial. Google, el principal buscador de internet, debe su nombre a “Googol”, el término con que el matemático Eduard Kasner definió el número 10 elevado a 100 (un uno seguido de diez ceros). En 1903, Salvador Echeandía, propietario de perfumerías Gal, quedó embelesado por el aroma del heno recién cortado en un pueblo llamado Pravia. En su búsqueda de un aroma similar nació la marca Heno de Pravia. La combinación de las iniciales del sueco Ingvar Kamprad y de su pueblo natal, Elmtaryd Agunaryd, dan origen en 1943 a Ikea. El término Kleenex procede de la palabra inglesa clean que significa limpio, a la que se le añadió la “K” de Kimberley-Clark y la terminación “ex” para señalar que formaba parte de la familia Kotex. R.A. Patterson quiso crear una marca de tabaco asociada a los buscadores de oro californianos y así creo Lucky Strike (“golpe de suerte”). Los autos Mercedes Benz deben su nombre a Mercedes Jellinek, una niña vienesa de once años, hija de un cónsul para quien Daimler Benz, inventor y constructor, elaboró una línea de autos. Phil Knight puso Nike a su empresa por Nike, la diosa griega de la victoria. Old Parr, uno de los mejores whiskys del mundo, toma su nombre a la memoria de Thomas Parr, un campesino escocés que nació en 1483 y vivió a lo largo de 152 años. Pepsi debe su nombre a que contiene entre sus ingredientes una sustancia llamada pepsina. El significado de Quantas, la línea aérea oficial de Australia es Queensland and Northern Territory Aerial Services (Servicios aéreos de Queensland y los Territorios del Norte). Hans Wilsdorf y Michael Hickman registraron la marca Rolex en 1908. Dicen que el nombre proviene de la contracción de las palabras horlogerie exquise. Sony, empresa fundada en 1946, deriva su nombre de la palabra latina sonus (sonido). Kiichiro Toyoda cambió la D de su apellido por la T y fundó en 1937: Toyota. Inspirado en otros productos alemanes con nombres de pájaros –Pelikan (pelícano), Marabu (marabú) o Adler (águila)–, Fischer le puso Uhu (búho) a su pegamento que era fácil de pronunciar a nivel internacional. Las motos Vespa llevan esa nominación porque su diseño recuerda a las avispas. Después de tocar las puertas de la IBM, General Electric y la RCA Victor, Chester Carlson, el inventor de la xerografía (xeros significa seco y graphos significa escritura) tocó la puerta de un pequeña empresa llamada The Haloid Company y le vendió su patente. Desde ese momento, la pequeña empresa pasó a llamarse Xerox, y lo demás es historia. Los creadores de Yahoo! Le pusieron ese nombre a su web site porque ellos mismos se consideraban unos yahoos (unos patanes). En 1932, George Blaisdell bautizó Zippo a su mechero en homenaje a un invento de la época: el cierre (zipper).

Escrito por Alfierro Díaz



¡NO COMENTEN!

5 comentarios:

  1. Entre la N y la P faltó ÑaPancha pe Alfierro, no seas alienado.

    ResponderEliminar
  2. No comento sobre el texto (que por cierto es muy al estilo de las típicas prácticas de Alfieri xD). Solo dire: oye huevón, estoy más picada que la puta madre, y no tengo un contacto de msn con quien rajar de los blogs y eso.



    Te odio un poco.

    u.u

    ResponderEliminar
  3. Interesante eh, y el nombre de tu blog se debe a que eres un higado, y el mío: hepabionta, a que soy un ebrio total, y la hepabionta aligera la carga al hígado, aunque jamás la he tomado. Salud.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante, ualaaaaa!!
    Dirían que soy casposo si me rasco la cabeza para entender tu blog tan claro. Es necesario respetar tu oficio y es agradable.
    Interesante!

    Kong.

    ResponderEliminar
  5. GRaciaS pero ese texto es de otro blog. espero lo hayas visitado también.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS